Paz mental

Consigue la paz mental y sé feliz.

Te gustaría sentir que no le debes nada a nadie? Sentirte tan liviano como una pluma y andar por ahi con la certeza de que todo está bien, como si ya todo estuviera resuelto? Saber que no tienes pendientes con nadie y sentirte feliz por ello? Sentirte así te llevará a un estado de plenitud y felicidad y es el punto de partida para lograr cosas aún mayores como el estado de apertura de consciencia, el despertar espiritual, la meditación profunda, la conexión con el todo y la iluminación.

Qué es la paz mental?

No creo que sea un concepto que sea planteado por las personas como tal, pero si como ese estado de tranquilidad y bienestar que todo el mundo persigue. La paz mental se refiere a las condiciones que te permiten estar confiado y tranquilo y con la certeza de que todo está bien. Probablemente te estés diciendo en este momento que eso no existe. Pero yo que la he logrado te puedo decir que en verdad experimento la paz mental.

Un amigo en una ocasión me dijo: Me encantaría tener la paz mental que tu tienes, pero creo que para mi eso es imposible. Y como les he dicho en otros artículos, lo que tu crees, lo creas. En ese caso el si tenía razón, pues no se creía digno de tener paz mental.

Quiénes gozan de paz mental?

La paz mental solo es característica de:

  • Quien no miente
  • El que actúa con congruencia entre lo que habla, piensa y hace.
  • Los que son fieles a sí mismos y a los demás.
  • Las personas que se dedican a lo que aman hacer.
  • Quienes ayudan a los demás y contribuyen a su bienestar, crecimiento y evolución.
  • El que sabe ser un verdadero amigo.
  • Los que no esconden y ocultan.
  • Quienes hablan de frente y respetan a los demás.
  • Las personas que practican y entienden la espiritualidad.
  • Y sobre todo quien se conoce a sí mismo y sabe que todos somos uno.

Cuando te falta la paz mental…

En una época de mi vida yo no me regía por la mayoría de estos puntos, si bien no mentía podía ocultar la verdad, era muy incongruente entre los que hacia, decía y pensaba, no me conocía a mi misma ni tampoco sabía de las leyes espirituales. Y que crees, mi mente no me dejaba en paz ni un segundo. Día y noche escuchaba voces en mi cabeza que me trataban mal y me hacían daño con sus palabras. Sentía un cansancio mas que físico, mental. No tenía ganas de hacer nada. No había cosa en el mundo que me motivara o me hiciera querer vivir. Todo me daba igual. Me gustaba estar con personas que me trataban mal o me hacían sentir menos. Y digo me gustaba, porque teniendo la posibilidad, yo no me alejaba de ellos. Me deprimí tanto que solo pensaba en suicidio.

A veces no ves la salida. Yo entiendo perfecto a quienes se les cierra el mundo y no ven las ventanas que hay a su alrededor. Pero créeme si aún te quedan fuerzas, lucha. Dios, el universo, el todo nunca te abandona y si le pides, el te da. Afortunadamente pedí ayuda y hoy todo es diferente.

Y bueno quizás el mío no es tu caso. Puedes estar muy bien con tu familia, trabajar en lo que te gusta, tener todo lo que quieres pero… aun existen las deudas que te generaste comprando lo que no necesitabas, el estilo de vida que quieres mantener a pesar de tu paz, las apariencias que quieres cubrir para que los demás te acepten, la presión por mantener la imagen que los demás esperan de ti, las responsabilidades que adquiriste sin darte cuenta, los hijos que debes mantener aunque no te alcance ni para ti mismo, etc.

Es larga la lista verdad? y en la medida de todo eso que te atormenta, es en la medida en la que vas a tener que trabajar para recuperar tu tranquilidad y tu paz nuevamente. Ahora entiendes porque mi amigo me dijo que el no podía tener paz mental? Pues pretextos!! Porque cuando uno en verdad quiere algo, ve cómo le hace pero lo logra.

Comenzando de nuevo.

Si Dios lo sabe lo saben todos, y lo sabes tu. Puede que engañes a los demás pero no te puedes engañar a ti. Para llegar a un grado de paz mental debes comenzar poco a poco a limpiar el camino sucio. Es como limpiar la casa. Cada acción de las que te comenté en el párrafo anterior están robando tu paz y tranquilidad. Es probable que haya cosas que no puedas esquivar como el pago de adeudos o las obligaciones con tus hijos, pero evita el seguir endeudandote con tonterías nuevas o adquiriendo mas responsabilidades. Busca libros de espiritualidad, en el menú recursos de mi blog vas a encontrar mi lista de libros recomendados que van a ayudarte a comenzar de nuevo. Si pides ayuda, si luchas, si en verdad quieres conseguir la paz mental, el universo te responderá.

Conseguir la paz mental es un proceso de limpieza profunda del yo (ego). Requiere tiempo, esfuerzo y voluntad. A mi me ayudaba mucho escuchar videos de ayuda en youtube antes de dormir. Le perdí el miedo a la soledad y me alejé de amistades y familia tóxica. Dejé ese trabajo de odiaba y comencé a pensar y a actuar como si todo mundo me estuviese observando, de esa manera no puedes mentir o engañar. Mi vida cambió casi de inmediato. Atraje personas que vibraban alto, sencillas, que no eran falsas y hoy por hoy te puedo decir que la paz que conseguí no se paga con nada.

Siendo honesto, congruente, bondadoso, y vives en el presente, obtienes la paz mental y cuando tienes paz mental saboreas los frutos dulces de la felicidad cada día.

 

Contador Público de profesión, Health Coach, especialista en alimentación vegetariana y vegana, Profesora de yoga, Cosmetóloga, Terapeuta Alternativo, Diseñadora Web, Community Manager, Bloggera, Traductora y lo que la vida me quiera seguir enseñando. Como buen Acuario me encanta innovar, investigar, estudiar y mantenerme al día. Amo a los animales y la naturaleza. Vegetariana hace más de 20 años y vegana hace ya 5. Estudiante y practicante de metafísica, ocultismo y esoterismo. Creo que la era de Acuario nos está facilitando el ser quien en realidad somos y ofrecer al servicio de los demás nuestros mejores talentos.

Deja un comentario