Alertas en el camino espiritual

Cómo identificar a falsos maestros, facilitadores y guías espirituales.

Señales de alarma a considerar en el camino holístico y espiritual.

 

A través de los años recorridos en el camino espiritual he asistido a diversos cursos, talleres, pláticas, retiros, etc. En ellos he vivido un sin fin de experiencias tanto afortunadas como tan agradables. Gracias a que me considero una persona bastante observadora y analítica creo que logré evitarme muchos mas malos ratos de los que me tocó vivir. Y es que puede uno llegar a creer que por tratarse de actividades de carácter holístico todo es miel sobre hojuelas. Pero no es así. Quizá sea tachada de emitir juicios hacia mis hermanos facilitadores pero es necesario prevenir a los que apenas empiezan en el camino. Por esta razón decidí escribir sobre el tema y así poder compartir contigo estos consejos para identificar a falsos maestros y guías espirituales.

 Mi experiencia en el sendero espiritual. 

Desde incongruencias en el modo de actuar, hasta abusos sexuales. Doctrinas que condenan las relaciones extramaritales, el engaño, el robo, la farsa. Siendo las mismas personas que las predican quienes hacían eso y mas. Buscar consejo de algún gurú y que te recomienden el camino de la promiscuidad, por que para el es sinónimo de amor «libre». Inclusive que por querer saber qué era en realidad el tantra fui engañada por un sujeto que usó su estatus de «maestro» para tomar ventaja y abusar de mi confianza. Esto y mas he visto y vivido, en un camino que se supone que es de paz y amor incondicional. Así, identificar a un falso maestro espiritual puede evitarte muchos malos ratos y decepciones.

Hubo personas que me acusaron de pasarme de ingenua, y quizá así fue. Por ello sé que si esto me sucedió a mi, le puede pasar a alguien mas. En la medida que pueda trataré de evitar que se repita. El toparse con la vía espiritual se asemeja en en la vida a poder respirar nuevamente después de estarse ahogando. Más aun si comienzas con el ego desvanecido. De repente no le ves lo malo a nada, todo es amor y todos son buenos. Desgraciadamente aun seguimos en el mismo sitio, Planeta Tierra, 3a. dimensión. Donde todo sigue igual, y solo tu has cambiado. Y no digo que eso sea malo, simplemente debemos tener precaución y actuar con cuidado.

 Identifica a falsos guías, facilitadores y maestros espirituales. 

  1. Las apariencias engañan. No todo lo que brilla es oro. Ni todo el que se vista de blanco o con sotana, se deje el pelo y la barba larga y huela a patchuli tiene buenas intenciones. A qué me refiero con esto. Muchas veces asociamos que si alguien se viste de cierta manera, parece hippie, te sonríe o es vegano, es una buena persona… aunque no hay que generalizar.  En el mundo externo pasa lo mismo. No todo el que tenga tatuajes, se vista con ropas extravagantes y tenga cara de malo, es un delincuente. Debemos entonces trabajar con nuestra intuición o conocer mas a la persona y averiguar sobre de ella para poder formarnos una opinión acertada. No te dejes llevar por las palabras dulces, las sonrisas y el carisma. Casi siempre asesinos seriales y psicópatas narcisistas cumplen con estas características.
  2. Congruencia. Si quieres vivir una vida feliz y en paz, lo que dices, piensas y haces debe de coincidir. Conocí a varios guías espirituales que mientras enseñaban eran unos, pero ya en confianza con amigos eran otros. Hablaban mal de sus seguidores. Seguían bebiendo o drogándose. Engañaban a sus parejas o predicaban el Ahimsa mientras pedían carne para la comida. Ningún maestro verdadero actúa en incongruencia con lo que profesa. Aun así somos humanos y puede que no nos demos cuenta de lo que hacemos. Entonces si le haces saber su error y lo corrige, el maestro es de fiar, pero si al contrario se molesta, es seguro que estas ante un falso gurú.
  3. Humildad. Te imaginas a Jesús exigiéndole a sus discípulos que le llamen «maestro»?. O verlo sentado mientras todos le sirven, lo adulan y se le arrastran. En tanto que el se regodea de su poder sobre los demás?. Un verdadero maestro no anda con su séquito de servidumbre tras de él, al pendiente de sus mas mínimas necesidades. Un guía verdadero va a poner el ejemplo y andará junto a los demás ayudando y sirviendo a sus hermanos. No exigirá un trato preferente ni mucho menos adulaciones. Es fácil notar la diferencia, es solo cuestión de observar mas a fondo y tu también lo notarás.
  4. El dinero. Estoy de acuerdo en que de algo debemos vivir y por ende se debe retribuir a nuestro trabajo pero… algunos exageran. En esta época de auge del new age y espiritualidad, la demanda se incrementa día a día. Y los falsos maestros no se quedan atrás. Talleres, cursos, congresos, retiros de miles de pesos surgen todos los días. Ropa, aceites, libros, productos que solo alimentan al sistema y producen basura y mas consumismo. Y lo que en realidad importa, que es hacer llegar el conocimiento y la sanación a los mas necesitados, entonces pasa a ser la última prioridad. Volvemos a la incongruencia…    Un verdadero maestro no quiere volverse rico por compartir la enseñanza y sabiduría que le ha sido otorgada para hacer el bien a los demás. Esos que dicen predicar el amor incondicional pero que solo admiten personas con dinero en sus eventos, son de quienes hay que dudar. Me sucedió con un grupo de budistas que ofrecían un retiro al que yo quise asistir pero no tenía el dinero para pagarlo. Entonces les ofrecí dar un taller o ayudarlos en otra cosa. Total me dijeron que si no pagaba el retiro con dinero no podían hacer nada. A eso me refiero, ahí lo único que les interesa es vender.
  5. Manipulación. Las personas manipuladoras y narcisistas son excelentes e impecables logrando que los demás hagan lo que ellos quieren. Ya sea infundándoles miedo e inseguridades o a través de las palabras bonitas y rebuscadas. Un verdadero guía sugiere y te hace ver el beneficio de seguir ciertas prácticas, pero no te ordena ni te condena por no seguirlas. No te criticará ni te humillará frente a los demás por no actuar como el espera. Muchos otros facilitadores son buenos para manipular tus sentimientos y emociones. Para así obtener lo mas que puedan de propinas o dádivas. Así, en el momento en que sientas que algo no anda bien, retírate, analiza la situación y si esto es repetitivo, no vuelvas. Te encuentras ahora frente a un falso guía espiritual.

 Alertas a observar mientras atraviesas tu proceso espiritual. 

  • Así como en el día a día, no todo el que se te acerca sonriendo y con palabras bonitas, tiene buenas intenciones contigo. Identifica ya a un falso maestro espiritual.
  • No porque sea tu hermano en el sendero espiritual, es de fiar. Nunca prestes dinero a menos que lo hagas bajo la premisa de que no te lo devolverá jamás.
  • Tanto en yoga, como en retiros y demás actividades de índole espiritual hay muchas personas que solo tienen la intención de hallar pareja o divertirse con alguien. Cuida tu corazón, no te creas que porque están en ese ambiente todos son leales y sinceros.
  • Cuando comiences a sentir que te están presionando mucho para soltar dinero, huye. Ninguna doctrina espiritual tiene el objetivo de estar por encima de tus necesidades primordiales.
  • Cuando observes que solo a algunos les aplican las normas y reglas establecidas, tampoco es un sitio de fiar.
  • Si algún gurú o maestro te habla de sexo o te hace insinuaciones que te molesten, desconfía de inmediato. Y aunque la persona te guste, no porque esté en el rollo espiritual significa que no va a jugar contigo como lo haría cualquier otro allá afuera. Nunca prefieras una relación a la enseñanza y conocimientos que puedes adquirir, permaneciendo en el grupo en el que estés.
  • No permitas correcciones demasiado invasivas en clases de yoga o en actividades donde deban tocarte. Los maestros también son hombres y muchas veces abusan.
  • Si te obligan a asistir a actividades o a vender boletos carísimos y no tienes idea de que hacen con el dinero, mejor cambia de grupo espiritual.
  • Me pasó llegar a una secta en la que se suponía que había una hermandad muy bonita. Pero ya estando dentro me di cuenta de los chismes y disputas que se traían entre ellos y que afectaban el desarrollo del lugar y la doctrina. Ya te imaginarás que también abandoné.

 Un camino solitario. 

Quizá ahora mismo te estés riendo de leer que en efecto estamos rodeados de charlatanes, mentirosos y abusivos en el ambiente holístico y que si sigues así entonces te quedarás sola. No te lo puedo negar, así es. Afortunada o desafortunadamente el camino espiritual es un camino angosto, como decía Jesús: «porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.” Mateo 7:13-14.

Hoy en día mi trabajo es individual y solitario. Aún asisto a talleres o clases pero en cuanto veo algo raro me retiro. Al final el trabajo que debes realizar para lograr tu evolución espiritual es totalmente individual y personal. Nadie puede hacer ese trabajo por ti. Del camino y de los errores se aprende nada mas y se toma lo que sirve y lo que no se hace a un lado. Es por esto que no pongo nombres aquí. No es mi intención quemar a nadie. Además todos podemos cambiar y aprender de nuestros errores. Y no por ello ser juzgados de por vida. Mi único interés es que aprendas a identificar a tiempo a los falsos maestros espirituales.

 La esencia siempre es verdadera. 

En cuanto a grupos las doctrinas son perfectas, los imperfectos somos los hombres que aun estamos sujetos al ego alterado. Si tu estudias por tu parte las doctrinas, estas siempre te dejarán lecciones positivas. Así mismo difiero de ciertos guías y maestros espirituales por sus formas de proceder con los demás y en la vida. Pero sigo afirmando que las lecciones que enseñan son positivas en el desarrollo espiritual de los seres a los que tocan. Simplemente evitemos fanatismos y adulaciones. Ningún gurú o maestro esta por encima de ti, solo son humanos como cualquiera de nosotros.

Y tenía que ser así pues viviendo en un mundo en el que aún reina la dualidad, seguiremos batallando día a día por seguir lo que Jesucristo, Saint Germain, Buda, y demás maestros espirituales nos vinieron a enseñar. Congruencia, humildad, bondad, altruismo y amor incondicional. Valores que son determinantes para saber diferenciar entre los falsos y verdaderos maestros espirituales. Y que son los pilares que te ayudarán a lograr el objetivo final: Alcanzar la unicidad con el Yo Superior.

Finalmente te recomiendo mucho el documental Gurú Kumaré que aborda la temática aquí tratada.

Te ha ocurrido alguna experiencia negativa durante tu trayecto holístico? Compártela en la sección de comentarios.

Hasta pronto!

 

Deja un comentario