Mi experiencia en el cambio del Veganismo a la Trofología

Del Veganismo a la Trofología.

En este post quiero contarte como ha sido mi transición del veganismo a la trofología. Cualquiera que siendo vegetariano y haya dado el salto hacia el veganismo sabe que no es nada fácil deshacerse de algunos hábitos alimenticios. Por ejemplo desayunar huevitos revueltos todos los días o darse el gusto con las quesadillas y las pizzas. Dar ese paso resultó dificil, pero el cambio a la trofología en lo personal me ha costado un poco más.

Gracias a que estudié un coaching en salud y trofología me di cuenta de todos los errores que como vegana había estado cometiendo. Me hice mas consciente sobre mi alimentación. Abrí los ojos sobre lo que la industria tanto alimenticia como cosmética ha estado haciendo con nosotros y el planeta. Caí en cuenta que me estaban haciendo falta nutrientes. Y que al seguir consumiendo harinas, azúcares y sal, seguía intoxicando mi cuerpo.

Pero, ¿que es la trofología?

Trofología es la ciencia que estudia la nutrición de los seres vivos. Concretamente estudia los géneros de alimentos, en qué orden comerlos en las distintas ingestiones diarias, cómo mezclarlos y cuáles de sus características que se pueden utilizar como factores de medicina preventiva.

Al cambiar a una alimentación trofológica entendí porqué sufría de colitis, o me enfermaba tanto del estómago, porqué mi piel era tan grasosa, porqué se me caía tanto el cabello, entre otras cosas. Efectivamente, la trofología puede ser de gran ayuda en el tratamiento y alivio de varios padecimientos y transtornos en la salud.

«

Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimentoHipócrates
»

 

¿Qué cambios efectué en mi alimentación?

Puedo decirte que como vegana solo suprimí los huevos y lácteos de mi dieta pero de ahi en fuera todo seguía igual. Consumiendo azúcar y harinas refinadas. Pensando que la soya lo sustituye todo. Por ejemplo: hamburguesa de soya con pan blanco, o salchichas de soya, o chorizo, cochinita y demás sustitutos de gluten para la carne (ver foto).

Para que te quede mas claro, los cambios que efectué con la trofología fueron los siguientes:

  1. Alimentos crudos. La alimentación trofológica en cambio, es casi cruda en su totalidad. Por qué? debido a que buscamos conservar la mayoría de las enzimas contenidas naturalmente en las frutas y verduras, las cuales nos ayudarán enormemente en la asimilación y correcto funcionamiento de nuestro proceso digestivo. O sea, bienvenido el estómago plano y la sensación de ligereza y bienestar.
  2. Comer mas y mejor. Pasé de comer de 3 o 4 comidas al día a comer 7, son muchos jugos y ya no tienes que cocinar o condimentar como antes. El hecho de comer tanto líquido mantiene tu digestión activa todo el día. A pesar que es todo tan natural (frutas y verduras), juro que jamás te quedas con hambre. Maravillosamente puedes comer las cantidades que quieras, esto con el fin de acabar con el pretexto de que no te llenaste. Así que puedes comer sin culpas.
  3. Adiós a lo procesado. Lo que mas me gustó fue despedirme del súper. Mis compras son casi por completo en el mercado local. Al eliminar los productos procesados de tu vida y elaborar tus propios aderezos, postres, salsas, etc no solo te limpias de toxinas sino que los beneficios se notan enormemente en tus bolsillos. Ahora si compro algo embotellado o empaquetado primero me fijo en las etiquetas. Si contienen ingredientes que no puedo ni pronunciar entonces no son para mi.

Por su puesto que el cambio ha sido gradual, aun hay ocasiones en las que como las cosas de antes, pero cuando el 80% de tu alimentación está basada en una dieta mas orgánica y natural, los cambios son evidentes.

Cambios benéficos que he notado con la trofología.

  1. Mejor digestión.
  2. Cero inflamación.
  3. Más energía.
  4. Saciedad en las comidas
  5. Control del cebo facial
  6. Disminuyó la caída del cabello
  7. Pérdida de grasa corporal.
  8. Duermo mejor
  9. No requiero de suplementos alimenticios
  10. Desintoxicación permanente

Desventajas.

Siendo sinceros no todo es miel sobre hojuelas. Más si llevas un ritmo de vida ajetreado y apenas tienes tiempo para comer. Siendo esta mi pequeña lista de contras que le veo a este cambio.

  • Tiempo. Al tener que comer tantas veces al día debes pasártelo en la cocina mucho mucho tiempo, ya sea preparando y desinfectando alimentos, como lavando el extractor o  los trastes que usaste.
  • Practicidad. No resulta muy cómodo andar cargando con tuppers para todos lados.
  • Viajar o salir. Resulta casi imposible poder comer fuera, por lo que si no andas cargando con tus comidas a todos lados te será muy difícil respetar la dieta.

Dicen por ahí que cuando se quiere se puede. Por eso si de verdad quieres llevar un estilo de vida mas sano o incluso curarte a través de la comida que ingieres, seguro hallarás la manera de arreglártelas. En mi caso me ha acomodado hacer una mezcla de ambos regímenes. Pues me la paso en la calle la mayor parte del día y me es imposible seguir estrictamente las indicaciones.

Puedo decirte que me ha ido increíblemente bien. Pruébalo, con intentar, no pierdes nada!

Seguro que te han quedado dudas sobre el tema. Te invito a dejar un comentario y con gusto te responderé a la brevedad.

Felices dietas!

 

 

 

 

Deja un comentario